lunes, 7 de diciembre de 2015

LÍDIA VIVES RODRIGO








Nombre: Lídia Vives Rodrigo
Edad: 24
Ciudad/provincia/país: Lleida / Lleida / España
Profesión: artista











PREGUNTAS:

¿Desde cuando haces fotografia, cómo empezó la afición?

Llevaré ya unos cuatro años. Empecé a interesarme por la fotografía cuando fui con el instituto a una exposición de Henri-Cartier Bresson.
Hasta entonces, yo siempre había pintado y mi intención era seguir con la pintura. Sin embargo, me impresionó mucho la habilidad de Bresson por contar historias, su ingenio y su forma de capturar el momento preciso. 

Un año después, asistí a una exposición de Annie Leibovitz y quedé fascinada con sus composiciones. Decidí que algún día querría hacer algo así. 
Quien terminó de convencerme fue Guy Bourdin, un año después. Me capturó su fetichismo y el uso de los complementarios.


¿Lo consideras como hobby o profesional?

Absolutamente profesional. No era mi intención en un inicio, pero ahora se ha convertido en mi forma de vida y en mi trabajo. Vivo de ello.

¿Que tipo de imágenes prefieres retratar?

Me gusta mucho tratar la figura humana. Lo que pretendo es presentar personajes pero sobretodo escenas. Siempre busco el punto inquietante. No son personajes simples, sinó complejos. Nunca son totalmente felices y siempre tienen algo que esconder. A veces incluso muestran un punto de picardía y maldad.


 ¿Prefieres imágenes naturales o editadas (efectos de color, blanco y negro etc..?

Editadas. Yo sigo teniendo alma de pintora y no puedo evitar agarrar el pincel. Aun que sea el del Photoshop.
No puedo retratar la realidad tal cual es. Tengo que transformarla.

¿Qué es lo q más le ha gustado fotografiar?

Creo que la foto en la que lo he pasado mejor ha sido la del sex shop: “After School”. 

Cuidé mucho el estilismo, la puesta en escena, la iluminación, el atrezzo... y la historia es real. Eso la hace aún más importante para mi.


¿Exposiciones en las que has participado?

En 2012 hice mi primera exposición “Lídia’s Shots” en el espacio Funatic de Lleida.
Los dos años siguientes estuve moviendo la serie “Wonderland” en el Institut d’estudis Ilerdencs de Lleida y en la Casa de la Cultura de Andorra y el Espacio Luvitien de Teruel. 

Este año he participado en tres exposiciones colectivas: “Shared Experience” en la galería Inqubator de Melbourne (Australia), “Evasiones” en la Galería Léucade de Múrcia y en “El mes de la fotografía” en el Cercle de Belles Arts de Lleida. Además de una exposición individual sobre mi serie “Sex” en la Galería Fifty Dots de Barcelona y participar en la feria de arte Fotofever de París que se celebró en el Carrousel del Louvre.



¿Premios recibidos por tus trabajos fotográficos?

Casi nunca participo en concursos de fotografía.
Hasta donde yo recuerdo sólo he participado 3 veces y he ganado una.


¿Qué tipo de fotografia es tu preferido?

La fotografía conceptual, de retrato y moda.


¿Qué intentas expresar en tu fotografía artística?

Intento hablar de temas personales. Construir un diario visual de un modo surrealista, cómico y metafórico.
Me gusta explicar historias en las que parece que sucede algo malo o incómodo.


¿Cómo eliges tus temas?

No tengo preferencias. Hablo de lo que más me apetece en ese momento, de lo que necesito explicar.


¿Qué maestros clásicos de la fotografia son los que más admiras?

Sobretodo a Annie Leibovitz y a Miles Aldridge. Ambos me parecen un ejemplo a seguir.


¿Que pintor o fotógrafo profesional es tu inspiración?

En un inicio los prerrafaelitas me inspiraban mucho. Últimamente son Hopper y Klimt.

¿Qué medidas propones para proteger los derechos de autor de los fotografos frente a la pirateria en internet?

Propongo no subir nunca las fotos a alta resolución y registrar siempre la propiedad. 

Es inevitable que nos roben las fotos y encontrar a otro que las hace pasar por suyas.

Poner una marca de agua gigante no me parece ni siquiera una opción ya que lo único que se consigue con ello es tapar la imagen y no permitir a los demás disfrutar de ella. Para eso mejor no subirla a internet. 

Es un riesgo que se corre y hay que aceptarlo. En el momento en el que ocurra el conflicto, lo mejor es denunciar... pero la prevención es francamente complicada.



¿Sueles fotografiar con un própósito en mente, o te dejas llevar más por las oportunidades que surgen?

En un principio mis fotografías están muy estudiadas en mi cabeza. A veces la idea lleva meses gestándose. No obstante, en el momento de la toma, siempre hay un punto de improvisación.


¿Qué tipo de preparación haces antes de fotografiar?

Toda la necesaria. Después de haber buscado al modelo que me encaja, la ropa, el espacio, el maquillaje, la peluquería... durante la sesión controlo muchísimo la luz, la expresión del personaje, sus gestos y toda la composición. 

Soy muy maniática y el más mínimo defecto me resulta muy molesto.



¿Alguna técnica particular que puedas compartir? 

No apunto nunca mis ideas. Considero que si las dejo crecer en mi mente, siempre seré mucho más objetiva.
Me explico: si tengo una idea y al pasar los días se me olvida, es que no era buena. Si en cambio la recuerdo, es que esa fotografía tiene futuro.
Creo que también es bueno dejarla reposar en la cabeza por que así, con el paso de los días, inevitablemente se van añadiendo detalles. Esa es una forma inconsciente de mejorar tu trabajo.


Redes Sociales:
Enlace a su blog o página web: www.lidiavives.com
Enlace a su página facebook: www.facebook.com/lidiavivesphotography
Enlace a su twiter: @LidiaVives_




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada